La di­vul­ga­ción de la cien­cia re­quie­re más que solo de Tik Tok

Guadalajara, Jalisco.

Tik Tok es la red de mayor crecimiento a nivel global. Mientras que a Facebook le tomó ocho años llegar a los mil millones de usuarios, a Tik Tok tan sólo cinco. En pro­me­dio, un in­ter­nau­ta con­su­me 29 ho­ras de con­te­ni­dos en Tik Tok; Fa­ce­book ape­nas re­gis­tra 13 ho­ras de con­su­mo men­sual pro­me­dio a ni­vel glo­bal.

Los con­te­ni­dos au­dio­vi­sua­les cor­tos es­tán ga­nan­do cada vez más au­dien­cias y en TV­MOR­FO­SIS, Al­fon­so An­drés Fer­nán­dez, Iván Tru­ji­llo y Ja­vier San­tao­la­lla, dis­cu­tie­ron en torno a cómo ges­tio­nar au­dio­vi­sua­les de cor­ta du­ra­ción.

“El hilo cen­tral de las co­mu­ni­ca­cio­nes son las au­dien­cias. Es im­por­tan­te par­tir del he­cho que el usua­rio es al­guien im­por­tan­te en el pro­ce­so de la co­mu­ni­ca­ción”, dijo Al­fon­so An­drés Fer­nán­dez. En DGDC, han realizado contenido en Tik Tok y encontraron que la gente interactúa en sus contenidos de divulgación de la ciencia y de aspectos cotidianos.

El di­rec­tor de DGDC hizo én­fa­sis en que los for­ma­tos co­mu­ni­ca­ti­vos se com­ple­men­tan en­tre sí y que no hay que apos­tar­le solo a uno. “Hay que te­ner en cuen­ta de la gran di­ver­si­dad (de pú­bli­cos) a la que nos en­fren­ta­mos, exi­ge un ma­ne­jo y em­pleo de di­ver­si­dad de me­dios”.

En cuan­to a cómo la te­le­vi­sión se re­la­cio­na con las re­des so­cia­les, Iván Tru­ji­llo de TVU­NAM, lo ha­cen de una for­ma com­ple­men­ta­ria lue­go de dar­se cuen­ta de que Tik Tok fun­cio­na­ba para di­fun­dir la cien­cia. “¿Cómo podíamos entrar a estos espacios? Se planeó realizar video pequeños. Tra­ba­ja­mos a par­tir de tres pro­gra­mas que tie­nen en co­mún que son re­du­ci­dos y son he­chos por jó­ve­nes: 5 por cin­co, No­Me­mes, #En­Tren­ding”, co­men­tó.

En el caso de Javier Santaolalla, desde su comienzo lo hizo en redes sociales y compartió que lo hizo con memes en Facebook y re­sal­tó que no se debe apos­tar todo a las re­des so­cia­les: «Es im­por­tan­te usar­las, pero no fun­cio­nan de for­ma ab­so­lu­ta para di­vul­gar la cien­cia. Hay mu­chas for­mas de ha­cer di­vul­ga­ción y la cien­cia ne­ce­si­ta más es­pa­cios».

Todo tie­ne pa­tro­nes y está en cons­tan­te cam­bio, por ello en al­gún mo­men­to lo que ve­mos aho­ra en la era di­gi­tal pue­de ser dis­tin­to des­pués. “Las co­sas tie­nen una cur­va de cre­ci­mien­to y de es­tan­ca­mien­to. Es­ta­mos vi­vien­do un cam­bio so­cial y tec­no­ló­gi­co ex­po­nen­cial. Como co­mu­ni­ca­do­res de­be­mos es­tar aler­tas, en­ten­der la so­cie­dad, cuá­les son sus for­mas de apren­der y par­ti­ci­par en es­tos pro­ce­sos”, agre­gó el fí­si­co de par­tí­cu­las.

Algo importante de las redes como Tik Tok, es su actividad dentro de la plataforma. Es algo que Iván Tru­ji­llo des­ta­có en este pro­ce­so de adop­tar las re­des so­cia­les sien­do una te­le­vi­so­ra. “Tra­ta­mos de in­no­var en al­gu­nas co­sas, no en todo, pero lo su­fi­cien­te para adap­tar­se pau­la­ti­na­men­te”.

Al fi­nal, San­tao­la­lla des­ta­có que es com­pli­ca­do adap­tar tan­ta in­for­ma­ción en el for­ma­to cor­to y rá­pi­do que brin­da Tik Tok. “Con­den­sar tan­ta in­for­ma­ción en un mi­nu­to, re­quie­re una gran ca­pa­ci­dad de aná­li­sis. Cada vez hay formas diferentes de consumo. Se tiene también que adaptar el contenido, no es sencillo, pero ese es nuestro trabajo y de alguna manera debemos encontrar la forma de divulgarlo”.

Por: noticiasncc.com