Por: José Ordaz

“Las fake news (noticias falsas) nunca desaparecerán, debemos de aprende a convivir con ellas”, afirmó el lingüística Carlos Scolari en el Foro Internacional de Televisión TV Morfosis.

En el contexto de la Feria Internacional del Libro, se desarrolló la discusión Fake news: ¿Un término nuevo para un fenómeno viejo?’ en donde se abordó el panorama global que enfrenta el periodismo en la era digital.

La difusión de falsas noticias tienen como objetivos alcanzar un beneficio económico o posicionar una ideología sobre algún tema determinado en un sector, y lo que dificulta su identificación es que en ocasiones la información es  verosímil, más no veraz, coincidieron el director de TV UNAM Armando Casas y el investigador del ITESO Guillermo Orozco.

Orozco hizo mención que la identificación de las noticias falsas es díficil, por lo que llamó a los lectores a leer de forma  consciente para detectar estás informaciones.

Por su parte, Armando Casas, sostuvo que un ejemplo más reciente y mediático de noticas falsas fue el caso ‘Frida’, la niña que supuestamente quedó atrapado entre los escombros tras el sismo en la Ciudad de México el 19 de septiembre de 2017, el cual los medios dieron gran difusión y al final no existió tal niña.

El aumento de noticias falsas en los años recientes tiene que ver con los modelos de negocio de la empresa tecnológicas y el posicionamiento político, por lo que Carlos Scolari celebró la iniciativa de la Unión Europea para regular el uso de datos personales y la difusión de noticias en redes, algo que debe suceder para su disminución.

La difusión de noticias falsas arrojó un término nuevo: posverdad, que es toda información que no se basa en hechos objetivos, sino que apela a emociones, creencias o deseos públicos.

En 2016 el diccionario Oxford colocó la ‘posverdad’ como la palabra del año por su gran incursión en debates públicos a raíz de la identificación de noticas falsas como método de disociación.

Fuente: http://www.ntrguadalajara.com/