Carlos Eduardo tuvo su primer contacto con computación gráfica a los 16 años y comenzó a especializarse en el área de modelado 3D y renderización foto-realista en el curso de Arquitectura de UNICAMP. Luego se graduó en Artes Plásticos en la USP y Ciencia de la Computación en el Instituto Brasileño de Tecnología Avanzada.

Es parte del proyecto Cueva Digital,  una iniciativa pionera que apunta a la ampliación de la enseñanza a través del juego colaborativo en ambiente lúdico, por medio de realidad virtual y también de un proyecto en realidad aumentada para el público infantil. En la OCA Películas participó en diversas animaciones (En inglés). Como co-fundador de la empresa Inmersión Visual
Ha dirigido tres grandes proyectos, entre ellos la Educación 2.0, una la plataforma de enseñanza en realidad virtual.